Make your own free website on Tripod.com
Aquí es posible una muerte como la de Korey Stringler
Por Alfonso Mancilla

Una muerte como la de Korey Stringer, ocurrida luego una práctica de los Vikingos de Minnesota, podría darse en México, en caso de que la Organización Nacional Estudiantil de Futbol Americano (Onefa) no regule los horarios y condiciones de sus partidos.

Para Jacinto Licea, entrenador en jefe de las Águilas Blancas y también médico traumatólogo, “las condiciones atmosféricas bajo las cuales se desarrollan algunos de los juegos en México, sobre todo en Torreón, donde es local Tec de La Laguna, darían lugar a una deceso parecido al de Stringer”.

Según el mítico mandamás de las Águilas Blancas, “las temperaturas bajo las cuales llegamos a jugar en La Laguna rebasaron los 40 grados.

En uno de esas ocasiones, tuve seis jugadores acalambrados en sólo dos cuartos y el equipo contrario igual”. Bajo su óptica, “es imperativo que en la Onefa se tenga más cuidado en la revisión de las historias clínicas de los jugadores, además de enfatizar el acondicionamiento físico, para lo que estoy por presentar una propuesta al respecto”.

Licea recordó que a lo largo de su trayectoria en el futbol americano en México (de más de cuarenta años) nunca llegó a presenciar una situación extrema, en la que un muchacho muriera por entrenar o jugar en temperaturas muy altas. “Si acaso, he visto algunos desmayos”, aceptó.

Contó que cuando Águilas Blancas intentó instalar sus propias lonas para protección del sol en una de sus visitas a La Laguna, “nos lo prohibieron argumentando que tratábamos de obtener ventaja extradeportiva. La liga siempre les dio la razón, lo que, como ahora vemos, pudo afectar irremediablemente la integridad de los jugadores”.

Resaltó que no se debe esperar a que ocurran hechos fatales para darles solución. “Podría asegurar que Stringer no contaba con antecedentes que hicieran sospechar que moriría por un colapso, los cuerpos médicos de la NFL son infinitamente profesionales.

Por tanto, ¿qué podemos esperar en nuestro país, sí no tenemos la preparación e infraestructura con la que ellos cuentan?”

De acuerdo a su visión como entrenador y médico, Licea dijo que las medidas preventivas que pudieran evitar desgracias parecidas en el futuro, “no debe quedar en mera vigilancia de la hidratación, como sugiere la NFL, también debe procurarse una mejor aclimatación, procurar descansos de 10 ó 15 minutos a los jugadores aún durante la práctica y vigilar que los uniformes de entrenamiento permitan eficazmente la transpiración”.

Korey Stringer, liniero ofensivo de los Vikingos de Minnesota perdió la vida el martes luego de una práctica de entrenamiento del equipo desarrollada a 43 grados centígrados.

El reporte médico dijo que el jugador pereció por un “golpe de calor”, producto de una falla de su sistema termorregulatorio, que le provocó una fiebre de 42 grados, lo que le ocasionó volumen sanguíneo alto y un paro cardiaco.

www.aguilasblancasipn.org