Make your own free website on Tripod.com

Si hubo clásico
Nota: TVAzteca.com

Poli-UNAM en el zócalo México, 22 Nov.

Como protesta a la no realización de clásico Politécnico vs Universidad, unos 70 jugadores se dieron cita en la Plaza de la Constitución para celebrar una singular versión del Clásico estudiantil, transformada en un tochito bandera.

Cientos de aficionados, turistas, paristas, colados y paseantes se dieron cita para observar a los seleccionados Pumas y Burros Blancos, quienes dejaron de lado las hombreras y los cascos para cambiarlos por las banderolas y disponerse a jugar lo que bien podría ser un adelanto del tradicional encuentro entre ambas instituciones, cuya versión formal más reciente se remonta a 1997.

Sin yardas, pero sobre grandes losetas, sin césped, pero sobre la plancha de concreto, los jugadores intentaron dar una muestra de unidad y de lo que algunos de ellos consideraron una falta de atención de sus autoridades escolares, que aunque dice sí al Clásico, no dan muestras de querer hacerlo.

Con un calentamiento previo, los 40 seleccionados politécnicos llegaron y colocaron conos sobre gran parte del Zócalo simulando las dimensiones de un campo de futbol americano. Luego llegaron los universitarios, aunque en menor cantidad, pero con igual entusiasmo. Mientras los capitanes se ponían de acuerdo, con la intermediación de los árbitros, en este caso chicas que también juegan en ligas femeniles de tocho bandera, algunos se dedicaban a entonar los típicos "huelum" y "goya", secundados no sólo por los protagonistas mismos, sino también por los curiosos que merodeaban el "campo".

Todos los jugadores utilizaron camisetas que ellos mismos mandaron hacer exprofeso para la ocasión, con la leyenda "Clásico 2000, Poli-UNAM. La adversidad".

Después de ser abordados por los varios representantes de los medios de difusión, los jugadores dieron el kick off.

Tocó el turno a Universidad recibir y abrir serie con Joaquín Hernández (Pumas CU) en el mariscal de campo, y después, Horacio Juárez (Aguilas Blancas) tomó los controles politécnicos. Mientras, los burócratas que mantenían un plantón frente al viejo edificio del Ayutamiento invitaban a la opinión pública a sumarse a la lucha, pero no la de futbol americano, sino a la del reclamo del bono sexenal y otras demandas.

Sin embargo, un politécnico se animó a pedir prestado el sonido de los burócratas para ofrecer una breve explicación a los espectadores del por qué de esta sui generis manifestación, aclarando que son los jugadores los que debieron buscar una solución (si es que la alcanzaron) ante la pasividad o el temor de sus autoridades.

Casi al final del primer medio, Politécnico tomó la delantera con una combinación de Homero Ramírez (Pieles Rojas) con Alejandro Thom (Aguilas Blancas) de unos 39 cuadros -a falta de yardas; el extra fue de la misma dupla. Agotado el primer medio, Pumas Dorados seguía sin carburar a la ofensiva y tuvo que ser su defensiva la que sacó la cara, para emparejar la inexistente pizarra. Pavel Mier (Pumas Acatlán) interceptó un envío que le llegó de rebote y lo devolvió 45 cuadros hasta anotación. Horacio Ibarra (Pumas CU) se encargó de emparejar las cosas, al completar la conversión del extra lanzado por Joaquín Hernández, para el 8-8 con que minutos después se dio por concluido el encuentro.

Los deportistas se reunieron al centro del campo para hacer un "huelum-goya" conjunto a quien corresponda. Al menos en ese momento no hubo respuesta alguna, quizás deban esperar un poco más.

www.aguilasblancasipn.org